/ Trastornos / Consejos para evitar la retención de líquidos

Consejos para evitar la retención de líquidos

Adamed Mujer en 30 octubre, 2015 - 8:31 am en Trastornos

Los días previos a la menstruación el cuerpo comienza a retener líquidos provocando a las mujeres que se sientan hinchadas y molestas, con la sensación de haber engordado varios kilos de golpe. Durante el embarazo estas molestias se acentúan, en especial en los últimos meses de gestación y sobre todo durante el verano. La pesadez, el cansancio y la hinchazón de piernas y tobillos, se suele incrementar al final del día, y es que no debemos olvidar que dos terceras partes del peso ganado al final del embarazo es líquido, por lo que es normal que el exceso se distribuya en el organismo.

Os damos una serie de consejos para aliviar esta sensación ya sea porque estés embarazada o porque tengas este síntoma del síndrome premenstrual.

  1. Eliminar la sal de nuestra dieta. Evitar alimentos excesivamente salados como las patatas fritas y los snacks. Los alimentos en conserva también deben evitarse pues contienen una gran cantidad de sal y sodio. La sal provoca que nuestro cuerpo acumule líquidos que no necesita.
  2. Consumir alimentos ricos en magnesio. Este mineral interviene en más de 300 reacciones enzimáticas que hacen que el cuerpo funcione perfectamente. Un estudio ha demostrado que tomar 200 mg de magnesio al día reduce la retención de líquidos típica del síndrome premenstrual pero es también aplicable al embarazo. El magnesio se encuentra en los frutos secos, alubias rojas, cereales integrales, verduras de hoja verde, chocolate negro además de suplementos nutricionales.
  3. Consumir alimentos ricos en potasio, ya que disminuye los niveles de sodio y aumenta la producción de orina. Son ricos en potasio los plátanos, los boniatos, las alubias blancas, el aguacate y los tomates.
  4. Evitar los hidratos de carbono refinados. Al aumentar los niveles de insulina, generan una respuesta que favorece la retención de líquidos.
  5. Consumir alimentos con vitamina B6, ya que reduce la retención de líquidos. Plátanos, pipas de girasol, pistachos, ciruelas pasas, huevos y carnes blancas son ricas en vitamina B6.
  6. Beber abundante agua. Al contrario de lo que pueda creerse, consumir mucha agua nos ayuda a depurar el organismo de toxinas. También podemos recurrir a zumos naturales, licuados de frutas y hortalizas, sopas o infusiones frías.
  7. Duchas frías. Además de tonificar, descomprime la tensión de los vasos sanguíneos favoreciendo la circulación de la sangre y reduciendo la hinchazón asociada a las retenciones.
  8. Practicar ejercicio moderado. Nadar, realizar una caminata diaria o el yoga son prácticas muy recomendables para favorecer la circulación y aliviar la retención de líquidos ya que el movimiento estimula su eliminación. Y son prácticas también recomendables para las embarazadas.
  9. Dormir del lado, preferentemente sobre el lado izquierdo si estás embarazada. Dormir boca arriba provoca compresión de la vena cava y entorpece el flujo sanguíneo de los miembros inferiores al corazón. Si la retención de líquidos es debido al síndrome premenstrual es suficiente con no dormir boca abajo, ya que dificulta de manera sistemática la correcta circulación de los líquidos del organismo.
  10. Tomar infusiones de diente de león. Estimulan la producción de orina. También se puede tomar en cápsulas y extractos e incluso se pueden comer tanto en ensaladas y sopas ya que toda la planta es comestible.

0 Comentario Opina

Envíenos un mensaje aqui

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.